Responsabilidad de la Administración

El Derecho Administrativo regula la Administración pública, la función administrativa y la relación entre los particulares y el aparato público. Es decir, el particular, en el ejercicio de las acciones que le asisten en defensa de sus intereses, tendrá enfrente a una Administración Pública, que estará debidamente asesorada, lo que implica que el éxito de las pretensiones del administrado requiere un adecuado y experto asesoramiento.

Mediante este Área de ejercicio profesional, intervenimos en defensa de los intereses del particular frente a la Administración, ostentando una amplia experiencia en litigación contensioso-administrativa, destacando los procedimientos de Responsabilidad Patrimonial de las Administraciones Públicas, en los que el administrado reclama a la Administración una indemnización por toda lesión sufrida en sus bienes y derechos, salvo en los casos de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento normal o anormal de los servicios públicos, ó bien en el ámbito médico de la Seguridad Social, y que el daño sea efectivo, evaluable económicamente e individualizado en relación con una persona o grupo de personas y que no tengan el deber jurídico de soportarlo. En definitiva, se trata de un derecho constitucional que reconoce que la Administración Pública tiene el deber de restaurar el daño causado y nuestra labor como Abogados es la de asesorarle e iniciar el oportuno procedimiento judicial para que ese perjuicio sea indemnizado.