Segunda Oportunidad

La Ley de la Segunda Oportunidad permite que una persona física, a pesar de un fracaso económico empresarial o personal, tenga la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida e incluso de arriesgarse a nuevas iniciativas, sin tener que arrastrar indefinidamente una losa de deuda que nunca podrá satisfacer.

El procedimiento de la Segunda Oportunidad permite a una persona en situación de fracaso económico empresarial o personal, la negociación de nuevas condiciones con sus acreedores para llegar a un Acuerdo Extrajudicial de Pagos que le permita liquidar sus deudas y, en caso de no ser posible tal acuerdo, permite cancelar sus deudas por Ley mediante el denominado Beneficio de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho, desapareciendo de los ficheros de morosos, pudiendo volver a pedir financiación y tener tarjetas de crédito, etc. y, en definitiva, pudiendo empezar de cero y rehacer su vida con totalidad normalidad.

 

Con el procedimiento de Segunda Oportunidad se cancelan todas las deudas, salvo las contraídas con Hacienda y con la Seguridad Social, las deudas garantizadas mediante prenda o hipoteca y las deudas nuevas contraídas o generadas después de iniciar el procedimiento de Segunda Oportunidad, que no obstante, quedaran reducidas o renegociadas.

La primera consulta es GRATUITA y le diseñaremos una estrategia y presupuesto sin compromiso.