¿CÓMO DESALOJAR A LAS PERSONAS QUE EL ARRENDATARIO DEJA EN LA VIVIENDA ARRENDADA TRAS SU MARCHA?

Autor: Antonio Zarzo, Abogado

Lamentablemente, cada vez es más frecuente que el arrendatario desista del contrato de arrendamiento, entregue las llaves de la vivienda y que se marche de la vivienda arrendada pero que siga disponiendo del inmueble una tercera persona, que puede ser la pareja del arrendatario, algún familiar o allegado, y de cuya existencia el arrendatario no informa al arrendador o lo comunica simultáneamente a abandonar la vivienda arrendada, alegando que esa tercera persona se niega a abandonar la vivienda, dejando al propietario la tarea de desalojar a dicho ocupante o morador de la finca arrendada.

La ley permite al arrendatario desistir del contrato de arrendamiento de vivienda una vez que hayan transcurrido al menos seis meses (art. 11 de la LAU), con la obligación de comunicarlo al arrendador con una antelación de treinta días y, en caso de haberlo pactado en el contrato, con la obligación del arrendatario de indemnizar al arrendador con una cantidad equivalente a una mensualidad de la renta por cada año del contrato que reste por cumplir, que, en periodos de tiempo inferiores al año será la parte proporcional de la indemnización antes indicada.

No obstante, para que tenga plenos efectos el desistimiento del arrendatario y quede liberado de las obligaciones propias del contrato, no basta el mero desalojo sino que también debe devolver la vivienda arrendada al concluir el arriendo, tal como la percibió, salvo el menoscabo por el tiempo o por causa inevitable (art. 1.561 del CC).

Por ello, en caso de que el arrendatario desista del contrato y comunique que la vivienda está en disposición de una tercera persona, es importante que el arrendador no acepte la entrega de las llaves en esas condiciones y que incluso le notifique al arrendatario por escrito y de forma fehaciente que seguirá siendo responsable mientras la vivienda se encuentre a disposición del arrendatario o de las personas a quienes este dio acceso a la misma, siendo recomendable poner el asunto en manos de un abogado especialista en la materia, como GRANALEX ABOGADOS, pues, en muchos casos, el arrendatario hará caso omiso a tal comunicación y seguirá adelante con el desistimiento del contrato, trasladando al arrendador el problema de desalojar a los ocupantes de la vivienda.

¿Qué puede hacer el arrendador?

En estos casos, como regla general, el arrendador tiene dos cauces para desalojar a los individuos que ocupan su propiedad y recuperar la posesión de la vivienda:

a) En caso de que el arrendatario no haya desalojado la vivienda al tiempo de interponer la demanda, se presentará demanda solicitando el desahucio por incumplimiento de obligaciones resultantes del contrato (ej: falta de pago de la renta) frente al arrendatario, dado que este debe entregar la vivienda con quienes de él dependan. En ejecución de sentencia, para el caso de que el inmueble arrendado estuviese ocupado por terceras personas distintas del arrendatario ejecutado, que compartiesen con él la utilización de la vivienda, también se dirigirá frente a ellos la ejecución (art. 704.2 de la LEC).

b) En caso de que el arrendatario ya hubiese desalojado la vivienda al tiempo de interponer la demanda, dejando a terceras personas en el uso del inmueble, se presentará demanda solicitando el desahucio por precario frente a las personas que ocupan el inmueble.

Distinto cauce se seguirá si la ocupación hubiera sido por el cauce del denominado fenómeno de la “okupación” ilegal, del que podéis informaros pinchando el siguiente enlace:

http://www.granalexabogados.com/index.php/2020/06/24/la-ocupacion-ilegal-de-inmuebles-el-fenomeno-okupa/

GRANALEX / ABOGADOS

EXPERTOS EN ARRENDAMIENTOS Y DESAHUCIOS

#granalexabogados #abogados #abogadosdegranada #abogadosdearrendamientos #abogadosdedesahucios #abogadosexpertosenarrendamientos #abogadosexpertosendesahucios #arrendamiento #arrendamientos #desahucio #desahucios #desahucioporfaltadepago #desahucioporincumplimientodeobligaciones