IRPH: CONCLUSIONES DEL ABOGADO GENERAL DEL TJUE 10/9/2019

El abogado general del TJUE ha concluido que el uso del IRPH en los contratos hipotecarios no está excluido del ámbito de la directiva europea de cláusulas abusivas y que puede ser objeto de control judicial y, en su caso, de anulación por falta de transparencia, por lo que los Bancos tendrían que compensar a sus clientes.

El informe no es vinculante, por lo que habrá que esperar a la Sentencia del TJUE, que se estima que recaerá en Enero de 2020. No obstante, el Tribunal tiende a resolver en el mismo sentido en el que concluyen sus abogados.

Conviene recordar que el Tribunal Supremo, en su Sentencia de 22 de noviembre de 2017, declaró legal el IRPH y que dicha sentencia no contó con el voto unánime de todos los magistrados, pues dos de ellos afirmaban que el IRPH debía considerarse abusivo y, por tanto, nulo, porque “no se ajustaba a los parámetros y contenido de la doctrina jurisprudencial que el TJUE ha establecido para proceder correctamente a la aplicación del control de transparencia”. Además, considera que dada la complejidad del IRPH, la entidad bancaria “debió realizar el plus de información que le era exigible acerca del alcance y funcionamiento concreto que dicho índice comportaba para las obligaciones financieras que iba a asumir el consumidor”.

Ese “plus de información” ha brillado por su ausencia en los procesos de comercialización de hipotecas referenciadas al IRPH, ya que las entidades lo presentaron a sus clientes como más estable y menos sujeto a posibles fluctuaciones que el Euribor, un argumento que más tarde se reveló absolutamente falso.

Lo cierto es que este índice ocultaba que, en realidad, era un perjuicio para los intereses de los consumidores. El IRPH se ha situado de forma permanente por encima del Euribor, subiendo si lo hacía éste, pero sin reflejar los progresivos descensos que en los últimos años han situado al principal índice de referencia en niveles históricamente bajos, e incluso negativos.

Tras lo expuesto, es obligado responde a las siguientes preguntas:

¿Es aconsejable aceptar algún pacto propuesto por entidades financieras?

Ahora mismo lo más recomendable es no firmar ningún acuerdo y esperar, pues existe mucha incertidumbre sobre las consecuencias jurídicas y económicas de la posible nulidad del IRPH y, de aceptar un acuerdo, el consumidor tiene más que perder que ganar.

Por ello, se recomienda esperar a que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dicte sentencia, y si dicha sentencia confirma las conclusiones del Abogado General Adscrito a dicho Tribunal, esperar a que el Tribunal Supremo español se pronuncie sobre las consecuencias de dicha nulidad, pues se estima que el TS adoptaría una de las siguientes tres consecuencias:

1.º Que declarado nulo el IRPH, el consumidor tenga un préstamo sin interés. Es decir, un préstamo gratuito. Ésta consecuencia es más favorable para los consumidores y quizás también la más ajustada a derecho.

2.º Que declarado nulo el IRPH, el consumidor tenga un préstamo solo con el interés del diferencial. Por ejemplo, si el préstamo tenía un interés resultado de la suma del IRPH más 0,50%, el consumidor debería abonar únicamente un interés del0,50%.

3.º Que declarado nulo el IRPH, se sustituya el IRPH por el Euribor. De las tres consecuencias, ésta sería la menos favorable para los consumidores y quizás la menos lógica.

¿Hay algún riesgo de prescripción?

No, al menos no hasta el mes de octubre de 2020.

Además, puede reclamarse incluso aunque el préstamo este cancelado o incluso aunque el Banco ya hubiera sustituido el IRPH por otro referencial.

En cualquier caso, se recomienda consultar con un abogado especializado, como GRANALEX ABOGADOS, a afectos de evitar la prescripción de la acción.

¿Se prevé una avalancha de demandas similar a la de las cláusulas suelo?

En caso de que el TJUE dicte sentencia en el sentido del dictamen del abogado general de dicho Juzgado, , es esperable una gran avalancha de demandas de los afectados frente a los bancos.

GRANALEX / DERECHO BANCARIO