EL CÓDIGO PENAL ENDURECE LAS PENAS POR IMPRUDENCIAS EN LA CONDUCCIÓN

El Pleno del Senado ha aprobado el día 20 de febrero de 2019 la modificación del Código Penal para endurecer las penas por imprudencias en la conducción, publicándose la Ley Orgánica 2/2019, de 1 de marzo, que modifica el Código Penal en materia de imprudencia en la conducción de vehículos a motor o ciclomotor y sanción del abandono del lugar del accidente en el Boletín Oficial del Estado el día 2 de marzo de 2019, que ha entrado en vigor al día siguiente de su publicación.

La nueva ley añade un nuevo delito al castigar al que, voluntariamente y sin que concurra riesgo propio o de terceros, abandone el lugar del accidente tras haberlo causado, con penas de tres a seis meses de prisión si el accidente fuera fortuito, con penas de dos a cuatro años de prisión si existe imprudencia, pudiendo ser la pena de hasta 9 años de prisión para el caso de que haya múltiples fallecidos.

De este modo queda modificada la actual redacción del Código Penal en la que se castigaba el abandono del lugar de los hechos si la víctima seguía viva, pero no si había fallecido.

La modificación también endurece las penas a los conductores imprudentes que causen accidentes con fallecidos o lesionados, que será siempre tipificado como imprudencia grave y castigado con penas de entre uno y cuatro años de prisión. Si esa imprudencia causa al menos dos fallecidos o un fallecido y un lesionado muy grave, se podrá condenar con penas de hasta 6 años de prisión, pudiendo incluso llegar la pena hasta 9 años de prisión si hubiere “muchos” fallecidos, debiendo ser el juez quien defina ésta apreciación en cada caso.

Las imprudencias menos graves en la conducción con resultado de lesiones leves, según el texto, pasarán a castigarse por la vía penal y no por la administrativa como hasta ahora. Por ejemplo, en caso de que se cometa una infracción grave de las tipificadas en la Ley de Tráfico, como conducir usando el móvil o no guardar la distancia con ciclistas de 1,5 metros, en las que haya un resultado de muerte o lesiones serán consideradas imprudencia menos grave, pero serán considerados delitos, con pena de tres a seis meses de multa.